Y si te roban la bici?

Y si te roban la bici?

¿Qué hacer si te roban la bici?

 

Pongámonos en un escenario trágico: te han robado la bicicleta y no tienes un Pbike para localizarla vía GPS. Que no cunda el pánico. Te ofrecemos cinco consejos sencillos para que el mal trago tenga el mejor desenlace posible… o, al menos, para hacer todo lo que esté en tu mano.

 

 

1. Mantén la calma.

Un sabio consejo que te vendrá bien en cualquier situación de estrés a la que te toque enfrentarte. Sí: sabemos que hay pocas cosas más estresantes que llegar al lugar donde dejaste aparcada tu bici y no encontrarla allí. Pero sea lo que sea que hagas a partir de ese momento, será mucho mejor hacerlo con la tranquilidad como aliada y la mente fría.

 

 

2. Denúncialo.

No vamos a engañar a nadie: recuperar una bicicleta robada es complicado. Son una minoría los afortunados que lo consiguen. Pero denunciarlo a la policía es casi siempre una condición imprescindible para, en caso de que haya suerte, poder recuperarla. Recuerda que todos los datos que puedas aportar sobre ella serán de utilidad: desde el número de serie (búscalo, generalmente, debajo del eje de pedalier) hasta la marca y el modelo, pasando por el color, los componentes o cualquier detalle personalizado que le hubieras añadido. Si tienes la factura, mejor que mejor. Y no olvides aportar fotos: seguro que te has inmortalizado junto a ella en más de una ocasión.

 

 

3. Investiga por tu cuenta.

Hoy en día, si alguien roba una bicicleta es bastante probable que a las pocas horas trate de sacar un dinero por ella en una de las muchas webs y aplicaciones de compraventa de artículos de segunda mano. Échale un vistazo a todas ellas en busca de tu amada compañera de dos ruedas.

 

 

4. No te hagas el héroe.

Historias como la de Leo Voland, que recuperó por su cuenta su bici robada a manos del ladrón y lo contó paso a paso en un inolvidable Tumblr, son excepcionales. Así que si por casualidad encuentras tu bicicleta en una de las citadas plataformas, dirígete a la comisaría y amplía tu denuncia con todos los detalles del vendedor. Nunca sabes con quién te puedes encontrar.

 

 

5. Y si no aparece…

No te desesperes: ¡De todo se aprende! Son mayoría los ciclistas que, en alguna ocasión, se han enfrentado a una situación como esta. Seguro que de cara a la compra de tu próxima bicicleta tienes en cuenta los diez consejos que te dimos en su momento (LINK AL ARTÍCULO DE LOS CONSEJOS).



X